Un Sistema ERP para la empresa

Un Sistema ERP para la empresa

Las ventajas que un software ERP ofrece a las empresas son inmensas. A continuación te mostramos algunos de los beneficios de las soluciones ERP para ayudarte a tomar la mejor decisión para tu negocio.

Beneficios de implementar un sistema ERP

Entre las ventajas que un ERP ofrece a las empresas:

  • Optimización de los procesos de gestión (flujos económicos y financieros)
  • Coherencia y homogeneidad de la información (un único archivo de artículos, un único archivo de clientes, etc.)
  • Integridad y unicidad del sistema de información
  • Uso compartido del mismo sistema de información que facilita la comunicación interna y externa
  • Reducción al mínimo de los costes de gestión de la información
  • Globalización de la formación (misma lógica, misma ergonomía)
  • Aumento de la productividad
  • Control de los costes, de los plazos de puesta en marcha y de implementación

ERP y movilidad: gestiona tu negocio desde cualquier lugar

En la actualidad, cada vez son más las empresas que, ya sea por su propia actividad o por su cultura empresarial, están promoviendo el trabajo en remoto. Para mantener la productividad y la colaboración, es necesario contar con soluciones ERP que permitan a los empleados conectarse, consultar, editar y compartir información desde cualquier lugar y dispositivo móvil.

ERP para cualquier tamaño de empresa

Ya seas una pyme que buscar implantar una solución de gestión por primera vez o una gran compañía que necesita expandir sus operaciones, el software ERP es vital para alcanzar el éxito empresarial y ser competitivo en un mercado como el actual. Lo importante es analizar qué necesidades tiene tu negocio para poder elegir la solución que mejor respuesta pueda darles.

ERP para pymes

Gestiona e integra de manera ágil tus finanzas, clientes, proveedores, inventario, etc., con una solución ERP fácil de implantar y simple de usar. Ideal para empresas cuyo software de facturación ya no sea suficiente o para aquellas que estén buscando su primera solución de gestión o actualizar la que ya tengan.

ERP para grandes empresas

Dada la complejidad y escalado de las grandes compañías, ya hablemos de sectores específicos (distribución, industria, servicios, etc.), de despliegues internacionales (multipaís y multidivisa) o de un gran número de usuarios, elegir el ERP perfecto es esencial para ayudar a la empresa a cumplir con sus objetivos de crecimiento.

A la hora de elegir la solución ERP perfecta para tu empresa es esencial tener en cuenta todas las necesidades de tu negocio. Sin embargo, hay más aspectos clave que debes considerar para tomar la mejor decisión.

Claves para seleccionar una solución ERP

He aquí hay algunos criterios que ayudarán a los compradores de TI en la elección de su sistema ERP:

Sostenibilidad:

  • Del software
  • Del implantador y del fabricante
  • De la plataforma

 Facilidad de uso:

  • Simple
  • Eficaz
  • Intuitivo
  • Ergonómico

 Características:

  • Ámbitos funcionales cubiertos
  • Integración de las herramientas de decisión e inteligencia de negocio
  • Nivel de parametrización

 Seguridad de los datos:

  • Posibilidad de bloquear a usuarios no autorizados<
  • Posibilidad de evitar la entrada accidental de datos incorrectos
  • Trazabilidad de las modificaciones

Control de flujos: gestión del rendimiento

  • Ayuda a la decisión (BI)
  • Integridad de la base de datos
  • Publicación y recuperación de los datos

Aspecto internacional:

  • ¿Está el software adaptado a las disposiciones legales de mi país?
  • ¿Está la interfaz disponible en otros idiomas?

Estas son cuestiones que deben plantearse respecto a su ámbito de aplicación.

Los proveedores y fabricantes de ERP son los expertos que mejor pueden ayudarte a definir el proyecto de implementación y a elegir qué tipo de despliegue necesita tu negocio. Aquí entran en juego no solo las infraestructuras técnicas y de hardware, sino también los recursos humanos de tu empresa, las previsiones de crecimiento, etc.

Por otra parte, no se trata de simplemente elegir entre un ERP on premise o un ERP cloud, sino que, dependiendo de sus recursos, puede considerar la nube pública, nube privada o entornos híbridos.

Fases de una implantación ERP

Un proyecto de implementación de ERP se divide en varias fases. Cada una de estas fases se refiere a competencias específicas:

  • Estudio previo: Formalización de las normas de gestión, revisión de estas normas, formalización de los requerimientos funcionales. Esta fase requiere competencias funcionales y departamentales. A menudo la llevan a cabo consultores funcionales en estrecha colaboración con los empleados del departamento en cuestión.

  • Desarrollos/configuración, redacción del plan de parametrizaciones.
  • Preparación y realización de pruebas (pruebas de integración formales, pruebas de compatibilidad ascendente).
  • Capacitación de los usuarios y apoyo hacia la transición.
  • Transferencia desde el sistema antiguo al nuevo, control de la recuperación correcta de datos (ejemplo: (asientos contables iniciales).

ERP on premise

El tipo de implementación de un ERP dependerá de los recursos con los que cuente tu empresa. Normalmente se necesita al menos un recurso IT dedicado en la empresa para una efectiva implantación ERP, dado las integraciones con otros softaware necesarias. Las soluciones on premise suelen ofrecer más nivel de personalización que las soluciones online, aunque esto está cambiando últimamente.

Por otra parte, el licenciamiento está basado en la compra de la solución y, dependiendo del proveedor, en el pago anual de un mantenimiento y soporte. Esta opción también ofrece más flexibilidad en la configuración del ERP en conjunto con el proveedor del ERP.

ERP en la nube

Una implementación cloud ofrece múltiples beneficios. Las soluciones de gestión online son más rápidas de implantar que las desplegadas en local u on premise, entre otros, porque no es necesario ni comprar ni mantener servidores propios. Los recursos internos necesarios también se reducen ya que no existen tantas necesidades de mantenimiento.

Con las soluciones ERP en local, los datos se alojan en tu propio entorno tecnológico, mientras que con un ERP online tu información, que sigue siendo de tu propiedad, se encuentra segura en centros de datos públicos o privados.

Las soluciones en la nube suelen ofrecerse en modo suscripción, por lo que solo pagas por las licencias y usuarios que uses de manera mensual o anual. Esto se traduce en una inversión inicial menor comparada con las soluciones on premise y en una mayor flexibilidad a la hora de modificar usuarios y licencias.